Sentencias y Artículos
 
 

Condena a Banco de Sabadell por venta de CFA'S y Bonos Estructurados.

 
 
 
 
 
 
 

Con fecha 1 de Marzo de 2.017, se confirmó por la Audiencia Provincial de Alicante Sección 4ª, la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Alicante, que condenaba a Banco de Sabadell por su conducta en la suscripción de 21 contratos de Venta de Opciones sobre Acciones, Participaciones Preferentes, Títulos Igueldo SICAV S.A y un Bono Autocancelable BBVA. 

 

La Sala considera que los actores carecían de experiencia previa para este tipo de productos,  que las pérdidas se originaron por la negligente conducta de la demandada y por las comisiones y márgenes ocultos que condicionaron toda la vida del producto en perjuicio de los clientes.

 

El informe pericial elaborado por el Catedrático de Economía Financiera de la UAM D. Prosper Lamothe Fernández se manifiesta en términos análogos a la hora de calificar la naturaleza extraordinariamente compleja y de alto riesgo de los productos financieros ofertados por el Banco Guipuzcoano, además del evidente conflicto de intereses que presentaba su intervención en la gestión de aquellos, sin ser consciente de ello el cliente, toda vez que dicha entidad operaba al mismo tiempo como estructurador, originador y agente de cálculo; y por tanto con la existencia de un incentivo mayor para actuar primando su propio interés; y así lo acredita el hecho de que sólo en comisiones implícitas los márgenes obtenidos por la entidad,y no comunicados al cliente, hayan alcanzado la suma de 727.922,50 € sobre un nominal global de 4.250.000 €; lo que representa un 17,12% de margen global; comisiones que son absolutamente desproporcionadas con las que aparecen en el tablón de anuncios del Banco de Sabadell, que absorbió a la hoy demandada.

 

La Sala estima procedente “condenar a la entidad demandada a resarcirles de los daños ocasionados por esa forma de proceder, cuya cuantificación ha sido debidamente acreditada a través del dictamen emitido por los Peritos Dª Nuria García Pascual y D. Miguel Gálvez Hernández, sin aceptar la objeción que formula la recurrente en el sentido de reclamar una minoración de aquellos, por la circunstancia de no haber vendido los interesados las acciones del subyacente que se les entregaron en la fecha de vencimiento de los contratos, al tratarse del ejercicio de un derecho que no se les podía imponer, y que en modo alguno desvirtuaba la realidad de unas pérdidas constatadas en el momento en el que se realizó la oportuna valoración mediante el dictamen pericial”.

 

Por todo ello, se desestima el recurso de apelación interpuesto por la entidad bancaria, por incurrir en una conducta negligente en el cumplimiento de las obligaciones de transparencia, buena fe, diligencia, lealtad e información en la contratación de los productos analizados; por lo que se condena a la indemnización de 913.789, 44 euros y a la cantidad de 215.289, 64 euros, más los intereses legales; todo ello con imposición de costas a la parte demandada.

 

Dirección Letrada: Mª Dolores Arlandis Almenar